¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LA MONITORIZACIÓN DE KPI EN UN ALMACÉN?

  • Categoría de la entrada:Noticias
monitorizar KPIs almacén Deal Logistics

Los KPI para control del almacén son una herramienta de gestión imprescindible. Los datos y la información que ofrecen resultan fundamentales para no incurrir en ineficiencias, aunque es necesario saber interpretarlos y conocer su impacto en los procesos para poder tomar decisiones acertadas.


KPI es el acrónimo de key performance indicator o, dicho en castellano, indicador clave de rendimiento. También se les conoce como indicadores de gestión y, gracias a ellos, se puede averiguar si en una organización se cumplen o no los objetivos fijados.

Estos indicadores clave son las métricas más utilizadas en la actualidad en todas las empresas, ya que facilitan la monitorización objetiva del rendimiento de cualquier proceso productivo. Con ellos, se puede comparar la evolución de una actividad a lo largo del tiempo y encontrar oportunidades de mejora.

Monitorizar el almacén

Que un almacén funcione a la perfección es complicado, ya que engloba diferentes tareas. Es necesario controlar la entrada de mercancías, actualizar el stock, hacer diferentes tareas relacionadas con el picking o el envío y realizar otras intermedias, lo que se vuelve más sencillo al contar con un SGA eficaz.

No obstante, la importancia de monitorizar en un almacén los KPI radica en que es el primer paso para controlar y optimizar los procesos. Cuando algo no se puede medir y entender, no se puede mejorar. Los indicadores clave de rendimiento del almacén tienen varias utilidades:

Controlar la evolución de un proceso durante un periodo concreto.

Determinar si se consiguen las metas planteadas con los estándares fijados.

– Tomar decisiones en función de la recopilación de datos, evitando la arbitrariedad.

El SGA como una herramienta clave 

Para que los datos que se miden sean fiables y precisos, es necesario contar con un SGA que automatice la información y controle los KPI principales del almacén. 

Este sistema ofrece información sobre el inventario en tiempo real y permite analizar subprocesos con mucho detalle, lo que da a conocer datos muy precisos sobre el equipo de trabajo y puede detectar incidencias de forma exacta. Además, elabora informes personalizados en función de las operativas de la instalación.

¿Cuáles son los KPI más importantes en la gestión de stocks?

Los principales KPI logísticos que se deben tener en cuenta según la etapa en la que se esté son:

KPI de productividad

Se ocupan de evaluar la eficiencia real con respecto a los recursos utilizados para una operación. Aquí se tienen en cuenta los costes de mano de obra o la productividad de los equipos. 

KPI en el almacenamiento y preparación de pedidos

Durante esta fase, los indicadores fundamentales a tener en cuenta son los relacionados con el inventario, el tiempo que transcurre desde que se recibe un producto hasta que se envía (para conocer con exactitud el porcentaje de entregas que sobrepasan la media), el tiempo que dura la preparación del pedido, el coste de almacenamiento de cada producto y los pedidos que empaqueta y envía cada empleado.

KPI financieros

Tienen en cuenta el coste operacional de la instalación, desde la valoración del inventario hasta el espacio que se utiliza o la rotación de existencias.

KPI ligados a la calidad

Controlan el servicio que se le da al cliente: si los pedidos se entregan a tiempo, si hay productos enviados con errores, si se rompe el stock

En definitiva, para optimizar los KPI en el control de almacén es necesario disponer de un software especializado que facilite esta tarea. Si necesitas más información para optimizar tu cadena de suministro o sobre cómo medir los KPI, contacta con nosotros para encontrar una solución a tu medida.