LA CONSULTORÍA LOGÍSTICA EN LA 4ª REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

La consultoría logística en la cuarta revolución industrial

La consultoría logística se ha convertido en una necesidad urgente en un mercado que poco a poco va evolucionando para responder a los retos que demanda la que ya se conoce como la Cuarta Revolución Industrial.

La revolución Industrial 4.0 está modificando el panorama empresarial tal y como lo conocíamos. Y no hablamos solo del cambio en el tipo de cliente, que ahora es más infiel, más exigente, mucho más digital y con una capacidad de decisión mucho mayor gracias, en parte, a la gran cantidad de información que posee al alcance de su mano.

El entorno incierto en el que nos movemos también afecta a las empresas, a sus procesos, a la tecnología con la que dan respuesta a las demandas que plantea el mercado. Y en este mercado, en esta nueva sociedad, la logística juega un papel fundamental. Y con ella, la consultoría logística

LA CONSULTORÍA LOGÍSTICA COMO RESPUESTA A LOS NUEVOS RETOS

No obstante, hay una clara relación entre la evolución de las etapas de la Revolución Industrial y la referida a la logística. Incluso hay quien habla ya de la logística 4.0, en la que la cadena de suministro es mucho más ágil, mucho más tecnológica y mucho más omnicanal.

La aparición de nuevos actores ha modificado radicalmente la forma de hacer negocios, acortando los procesos y dando un plus de competitividad. AMAZON, por ejemplo, es el mejor representante. Desde que apareciera en 1999, la compañía -nacida para la venta online de libros al por menor-, se ha convertido en una multinacional del comercio electrónico que ya acapara el 45% del e-commerce mundial gracias, en gran medida, a la agilidad de sus procesos logísticos. Algo a lo que deben hacer frente las empresas.

Es inevitable, por tanto, pensar que ante nuevos retos, nuevas medidas. Parece claro que aquellas organizaciones que sigan implementando las mismas acciones de hace apenas 4 años, sufrirán el “barrido” de Amazon así como de aquellas otras empresas que sí hayan modificado sus procesos. Es lo que se denomina “inercia estratégica”, un mal del que adolecen muchas empresas que continúan con los mismos procesos aun surgiendo nuevos retos.

Ante esto, una de las claves reside en la consultoría logística, un proceso por el que las compañías pueden analizar y optimizar los procesos estratégicos de la cadena de suministro en base a este análisis. Además, contar con una tercera persona capaz de dar una visión objetiva y no “contaminada” siempre es mejor que plantear los cambios con una única fuente interna.

POR QUÉ UNA CONSULTORÍA LOGÍSTICA

Decir que la consultoría logístico da respuesta a los nuevos retos es algo muy generalista. La cadena de suministro de las empresas necesita de la aplicación de metodologías especializadas para su optimización pero, además, una aplicación realizada desde un prisma personalizado y con unos resultados que sean medibles. SMART (Específicos, medibles, alcanzables, relevantes y temporales).

Por esta razón, es fundamental la alianza entre la consultoría estratégica y la logística, una unión capaz de aportar el plus de estrategia y de desarrollo de negocio sin olvidar la complejidad de un sector como es el logístico.

No obstante, a continuación puedes leer algunos de los objetivos que debe marcarse la consultoría logística:

  • Definir una cadena de suministro flexible y ágil que consiga satisfacer la demanda en las mejores condiciones de servicio, calidad y coste.
  • Establecer una sistemática de trabajo conocida por todos los elementos de la cadena de suministro que nos permita optimizar recursos.
  • Maximizar la calidad del proceso global y disminuir los tiempos de desperdicio, consiguiendo de esta forma aumentar la eficiencia de toda la cadena.
  • Alinear el diseño y la gestión de la cadena de suministro con los objetivos estratégicos globales para integrar todos los procesos con la dirección general, y proporcionar medidas de control y ejecución que permitan fortalecer su ventaja competitiva.
  • Desarrollar las metodologías tradicionales con otras mucho más ágiles en el desarrollo del proyecto, implementando nuevas tecnologías capaces de dar soporte y agilidad a la cadena de suministro.

CONCLUSIÓN

La Cuarta Revolución Industrial ha traído consigo la Logística 4.0, donde las nuevas tecnologías y la convergencia de éstas con el capital humano abren un nuevo escenario a la cadena de suministro de las empresas.

En este nuevo panorama, resulta imprescindible la figura de expertos en consultoría logística que manejen los tres vértices: logística, estrategia y nuevas tecnologías; tres aristas con las que afrontar los nuevos retos.

En todo este entorno, el aporte de la consultoría logística dentro de los procesos que incurren en la cadena de suministro va a favorecer la agilidad y mejora de los procesos siendo capaces de dar respuesta a los interrogantes que demanda quien tiene el máximo poder: el cliente.

Cerrar menú