EL PAPEL DE LOS INDICADORES EN LA EXTERNALIZACIÓN LOGÍSTICA

  • Categoría de la entrada:Noticias

Cuando se acomete la externalización logística en cualquier actividad se hace para aprovechar los mejores recursos de un tercero, en favor de que, el esfuerzo de la empresa se concentre en el verdadero corazón de la misma.

Por lo tanto, la externalización ha de conducir necesariamente a una suma de valor dentro de la estrategia corporativa. Esta suma comienza en la propia optimización de todos los aspectos logísticos y, muy especialmente, de aquellos que trasladan los nuevos valores incorporados a los clientes.

¿CÓMO ES POSIBLE MEDIR EL ACIERTO?

Los indicadores clave de rendimiento, o KPI, van a tener un papel fundamental en la evaluación de nuestra decisión de externalizar la logística, y de si, realmente, estamos trasladando a la experiencia del cliente esos beneficios. Esta es la conclusión a la que nos lleva nuestra experiencia.

Del mismo modo, han de sernos útiles para medir la influencia en el propio desarrollo estratégico empresarial, sirviendo como marcadores de aquellos aspectos que se ven favorecidos por la nueva estructura.

Así, por ejemplo, los indicadores, como pueden ser el número de entregas a tiempo de pedidos o el porcentaje de estos listos para envío y los tiempos desde la entrada de la orden, no dejarán lugar a la duda. La mejora se hace evidente y cuantificable a través de estos marcadores.

Igualmente, otros nos mostraran, en las diferentes áreas de la empresa, cuál está siendo la incidencia de recurrir a sacar fuera de nuestra estructura el proceso logístico.

Normalmente, un incremento de la entrega de pedidos a tiempo habrá tenido como correspondiente una disminución en las llamadas por reclamación de estos por parte de los clientes. 

Una mejor organización logística repercutirá, también, en que los abastecimientos estén perfectamente coordinados con las necesidades de producción. Por su parte, los indicadores concretos de esta área, utilizados para medir el nivel de abastecimiento, nos dirán si esto se produce o no y en qué grado está mejorando la productividad.

¿CÓMO FUNCIONAN LOS INDICADORES EN EL PROCESO DE EXTERNALIZACIÓN?

Para que los indicadores muestren toda su efectividad han de poder ser comparados con los puntos de partida. De esta forma, se habrá realizado un seguimiento de una lista determinada de indicadores durante un periodo de tiempo suficiente antes del cambio.

En los casos en que no se cuenta con esta experiencia por tratarse, por ejemplo, de una empresa de nueva creación, el referente de los indicadores se habrá de establecer en relación a datos externos que, cuanto más se aproximen al sector de actividad y las características de la estrategia corporativa, mayor valor darán al análisis.

LOS INDICADORES AL SERVICIO DE LA ESTRATEGIA CORPORATIVA

La selección de los indicadores que van a servir de referencia es un punto de gran importancia dentro de la efectividad del análisis y estudio de los marcadores.

Esto es debido a que la decisión de hacer externa la logística a la propia gestión de la empresa puede haberse tomado por diferentes motivos y para conseguir unos objetivos principales.

Por ejemplo, si lo que se pretende es reducir costes, se habrá de escoger un grupo de indicadores que permita la comparación entre los gastos antes y después de la delegación del proceso. Estos serán muy distintos a los que se utilizarán si estamos ante el caso de que el objetivo principal sea dar mejor servicio al cliente.

Pero el estudio comparado de todos estos grupos nos debe conducir a conocer, por ejemplo, si se ha mejorado ese servicio al cliente y si además se han reducido los costes o si el incremento, en su caso, justifica el nuevo valor aportado.

En definitiva, los indicadores que se han de utilizar en el seguimiento y análisis de un proceso de externalización logística son fundamentales para el correcto desarrollo estratégico empresarial.