EL SUPPLY CHAIN ESTRATÉGICO

El supply chain o cadena de suministro tiene que estar en sintonía, hoy más que nunca, con una planificación estratégica en un momento de incertidumbre caracterizado por su complejidad, por el aumento de actores que intervienen y por unos consumidores más exigentes.

Si nos atenemos a la definición literal, la cadena de suministro se define como la cadena de abasto. Sin embargo, esta definición ha ido ganando peso con los años y lo que antes se reducía a un desarrollo más o menos simple, ha evolucionado hasta convertirse en un proceso mucho más complejo.

En este sentido, el Council of Supply Chain Management Professionals (CSCMP) define “Cadena de Suministro” como:

1. La Cadena de Suministro  eslabona a muchas compañías, iniciando con materias primas no procesadas y  terminando con el consumidor final utilizando los productos terminados.

2. Todos los proveedores de bienes  y servicios y todos los clientes están eslabonados por la demanda de los  consumidores de productos terminados al igual que los intercambios  materiales e informáticos en el proceso logístico, desde la adquisición de  materias primas hasta la entrega de productos terminados al usuario final.

La complejidad actual del mercado, que ya no se circunscribe a un área acotada sino que ya mira a la internalización como un proceso estratégico corriente, intervienen distintos actores, proveedores, empresas y clientes.

ACTORES Y ESTRATEGIAS DE LA SUPPLY CHAIN

Cada uno de ellos influye en las fases del Supply Chain: Diseño, Gestión de la Demanda, Planificación, Aprovisionamiento, Producción, Almacenamiento y Distribución. Y éstos, por extensión, influyen a su vez en la planificación estratégica de cada una de las fases.

En este sentido, es clave que la SUPPLY CHAIN esté marcada por una hoja de ruta estratégica que optimice los resultados de cada etapa, analizando exhaustivamente los procesos, aplicando metodologías en el desarrollo de los mismos, garantizando la segmentación en fases y su control, y asegurando la consecución de resultados desde los primeros estadios.

Así pues, la consultoría logística, que debe poner el foco en dicha obtención de resultados surgidos en base a la planificación estratégica, es una palanca de cambio para cada uno de los servicios que interactúan en la cadena de suministro.

SERVICIOS DE LA CADENA DE SUMINISTRO

En DEAL LOGISTICS nos centramos en 4 áreas principales de la SUPPLY CHAIN: Compras y Aprovisionamiento, Producción, Distribución y Transporte, y Almacén. Y en cada una de ellas se ha de establecer una planificación estratégica que optimice los costes, tiempos y la rentabilidad de la cadena de suministro.

  1. Compras y Aprovisionamiento

La clave en este punto es alcanzar un proceso de compra caracterizado por su agilidad, robustez y transparencia, en el que seamos capaces de seleccionar a los mejores proveedores y definiendo procesos mucho más eficientes.

  • Producción

La planificación estratégica, en este apartado, debe estar orientada al aumento de la eficiencia del flujo productivo, mejorando el movimiento de productos tanto en la recepción como en la salida del proceso.

  • Distribución y Transporte

En un mercado tan globalizado, disminuir los costes y aumentar el nivel de servicio, referido a la disminución de incidencias y de tiempos de entrega, es una de las razones por las que el consumidor final se decide por una u otra empresa. De ahí que la planificación estratégica de la SUPPLY CHAIN esté enfocada a la mejora de la experiencia de cliente. 

  • Almacén

Una de las claves de la cadena de suministro reside precisamente en el almacenaje de los productos, un espacio que, en muchos casos, debe contar con unas características especiales y que juega un papel protagonista.

Por este motivo, es fundamental contar con un espacio diseñado en función de los requisitos del producto, que optimice recursos y tiempos y en el que los procesos estén lo más estandarizados posibles para optimizar tiempos y costes.

La principal diferencia frente a otras consultoras logísticas radica en el apoyo con otras funciones soporte comunes para mejorar el análisis, a gestión y el control de todas las palancas del SUPPLY CHAIN que cumplan los objetivos marcados por la consultoría logística, tal y como mencionábamos en el artículo La Consultoría Logística en la 4ª Revolución Industrial:

  • Definir una cadena de suministro flexible.
  • Establecer una metodología de trabajo.
  • Mejorar la calidad del proceso reduciendo tiempos.
  • Alinear la gestión de la SUPPLY CHAIN con los objetivos estratégicos.
  • Combinar los procesos tradicionales con otros más innovadores. 
Cerrar menú