DESAFÍOS PARA LA CADENA DE SUMINISTRO 2020

  • Categoría de la entrada:Noticias
cadena de suministro Deal Logistics

Comienza el 2020, un nuevo año (y para algunos, nueva década) que viene marcada por los retos y de los desafíos de la cadena de suministro. Un proceso complejo no exento de dificultades pero, también, uno de los principales músculos económicos del futuro.

La capacidad de adaptación del modelo de negocio a la innovación es algo que se ha convertido en esencial para la empresa. El vértigo que provoca la velocidad a la que se introducen todo tipo de cambios en su entorno puede llegar a bloquearla. La cadena de suministro es un punto vital y muy sensible a todas estas transformaciones, pero también es el motor del cambio en muchas otras.

COMPETITIVIDAD E IMPLEMENTACIÓN DE NUEVAS TECNOLOGÍAS

La competitividad es el mayor frente abierto para todas las empresas en la actualidad. Para conseguir ser competitiva, la empresa está en un constante proceso de observación y análisis. La transformación digital y las nuevas tecnologías son las herramientas indispensables, pero también lo son las buenas decisiones y abordar los cambios en el momento preciso. De esta manera, se puede definir la adaptación de la empresa al cambio a través de cuatro procesos:

– Observación.

– Análisis.

– Decisión.

– Acción.

Si se aplican estas fases a la supply chain, se puede ver que existen determinados procesos en los que la transformación digital es absolutamente protagonista. Aquellos modelos de negocio que todavía no la han completado se verán seriamente afectados en los próximos años.

Pero existen otros procesos en los que la tecnología solo sirve de ayuda o apoyo, ofreciendo un análisis preciso y procurando una flexibilidad y agilidad necesarias para la acción. En estos, la estructura y organización que soportan y hacen efectivas las cadenas de suministros dependen de una perfecta toma de decisiones y planificación.

PRINCIPALES RETOS DEL SUPPLY CHAIN PARA 2020

Los desafíos más importantes a los que se enfrenta la cadena de suministro en 2020 vienen determinados principalmente por los cambios en el mercado, en los usos de los consumidores y por los objetivos de desarrollo sostenible.

El foco en el consumidor

La experiencia del cliente es el centro de la competitividad, pero los gustos, necesidades y exigencias del consumidor cambian de una forma casi constante. Al mismo tiempo, la competencia reacciona frente a estas demandas, exigiendo de la cadena de suministro las reacciones inmediatas para dar satisfacción a las nuevas necesidades por delante de otras empresas.

La globalización y la reducción de costes

Para muchas empresas producir en países en los que los costes son menores se ha convertido en algo esencial. Sin embargo, esto supone una mayor complejidad para la supply chain. Los proveedores han de ser locales en muchos casos y esto multiplica las necesidades de gestión. De igual manera, el almacenamiento, la optimización del inventario o el transporte adquieren una relevancia trascendental.

Una apuesta por la sostenibilidad

Los objetivos de un desarrollo sostenible serán fines a perseguir por todas las empresas. La conciencia social, ecológica y medioambiental ha calado profundamente en el consumidor que incorpora estos valores a su toma de decisión. Las empresas han de alinearse de una forma clara y marcada con estos compromisos, tomando medidas evidentes y reales que se incorporen a sus señas de identidad corporativa.

Esto implica cambios que van desde la utilización de nuevas materias primas a la transformación energética, pasando por el incremento de la vida útil de muchos productos o la optimización de su reciclaje.

TODO ELLO SIN RENUNCIAR A LA CALIDAD

El estándar de calidad aumenta debido a la alta competitividad y a la mayor exigencia del consumidor. Esto provoca que se haya de producir más eficazmente. Para ello se busca, a través de la optimización de los costes, la sostenibilidad del margen de beneficio. Esto se consigue modernizando la cadena de producción e incorporando de forma constante nuevas tecnologías.

En suma, la cadena de suministro tiene un papel cada vez más importante dentro de la necesaria y constante revisión del modelo de negocio. Es indispensable enfocarse hacia el futuro en la optimización de cada una de sus áreas.